PUBLICIDAD

86 0

La escalada: ¿deporte olímpico?

Desde 2010 el Comité Olímpico Internacional reconoce oficialmente a la Federación Internacional de Escalada Deportiva (IFSC); esto significa que en el futuro puede que la escalada se convierta en disciplina olímpica. Luego de años haciendo lobby para que sea considerada como deporte, la IFSC tiene hasta 2013 para presentar sus argumentos del porqué la modalidad de escalada deportiva en paredes artificiales debe formar parte de los juegos olímpicos. Si el Comité Olímpico acepta la propuesta, es posible que en 2020 podamos apreciar a los reyes del plástico combatir unos contra otros por una medalla olímpica.

Chris Sharma en Three Degrees of Separation 9a de Ceüse - Foto Corey RichNadie puede negar las proezas físicas y el alto nivel deportivo de gente como Chris Sharma, Adam Ondra, Dave MacLeod o Ramón Julián. La dedicación que tienen a mejorar el deporte y empujar los límites conocidos de dificultad y técnica son impresionantes. Si la escalada se convierte en especialidad olímpica, ciertamente el ejemplo que estos escaladores demuestran hoy en su desempeño competitivo será lo que las futuras generaciones utilizarán como referencia.

Alex Puccio en la Copa del Mundo de Bloque - Foto JEvansPara conseguir la excelencia y ser laureados con una medalla olímpica, los escaladores deberán someterse a las estrictas rutinas de entrenamiento y a la cuasi militar preparación del cuerpo y de la mente de atletas en otras especialidades. Al más alto nivel deportivo, las indulgencias son mínimas y la motivación de convertirse en el triunfante ganador de competencias mundiales es el motor que mueve el día a día de estos especiales individuos. Años de preparación y entrenamiento para un bloque o una vía que les otorgue una medalla será el futuro de los primeros escaladores olímpicos.

Adam Ondra en la Copa del Mundo de BloqueLa aproximación casi obsesiva de algunos escaladores, como por ejemplo los bloqueros Paul Robinson y Daniel Woods, los lleva a enfocarse en la pureza del movimiento: el perfecto balance de fuerza, coraje, determinación y técnica. En el caso de Paul Robinson, “si en mi mente he decidido que el bloque es posible, mi cuerpo tiene que seguirme y debo completarlo”. Esa determinación lo ha llevado a conquistar problemas futuristas que actualmente se calculan en el grado V15. En el vídeo Reel Rock Tour 2010, tanto Robinson como Woods aseguran que entrenar es parte crucial de su desempeño. “Si no te mantienes entrenando, te vas a quedar atrás”, asegura Robinson en el vídeo.

Video de Ramon Julian en la Copa del Mundo de Escalada en Dificutad IFSC 2009 Barcelona

Ramón Julián en Copa del Mundo Barcelona 2009 - Foto Luis VeraSeguro, todos queremos escalar un poco más duro, sea porque nos gusta la aventura y el reto que nos presentan paredes descomunales de roca o porque nos gusta mostrar los músculos en el gimnasio. Pero no todos los escaladores tienen la misma determinación o conocimiento científico necesario para mejorar y superar sus niveles de escalada. La necesidad de mejores coach y entrenadores es parte importante del proceso de mejoramiento del deporte. Advierte el escocés Dave MacLeod en su libro 9 out of 10 Climbers Make the Same Mistakes: “Métodos de entrenamiento o actividades que se convierten en la nueva moda en deportes como la escalada, vale la pena cuestionarlas. En deportes más grandes donde hay más dinero fluyendo, el nivel de investigación científica y el conocimiento cualitativo compartido entre los coach es mucho más robusto”.

Daniel Woods en la Copa del Mundo de Bloque IFSC 2010 - Foto Udo NeumannAsí que antes de poder escuchar el himno nacional en el podio olímpico, debemos preguntarnos si dentro de nosotros existe el deseo por escalar a tiempo completo y sacrificar el resto de la vida cotidiana por el deporte. Tanto en la roca como en el rocódromo, escaladores y coaches deberán enfocarse a superar los niveles actuales a través del entrenamiento. Es necesario entrenar para escalar y también escalar para entrenar. La vida se convierte en una rutina de esfuerzo, sacrificio, dietas, estrictos regímenes de vida y obsesión absoluta por la escalada.

¿Vale la pena convertir este hobby o actividad al aire libre en deporte olímpico? El debate queda abierto, sus comentarios bienvenidos.

A continuación un vídeo de Paul Robinson donde se demuestra su determinación y obsesión por conquistar los bloques más duros del mundo:

Video perfil Paul Robinson escalada en boulder

Galería de IFSC World Cup Boulder Eindhoven

RELATED ARTICLES

LEAVE YOUR COMMENT

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Completa la cifra * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Publicidad

En Mutante