PUBLICIDAD

56 0

El Paraíso de la escalada en Chuao

Chuao es un pequeño pueblo costeño en el extremo norte del municipio Santiago Mariño, Estado Aragua, Venezuela; Famoso por 400 años de sembradíos de cacao criollo, Chuao es un punto turístico de gran importancia; por su ubicación en las faldas de la Cordillera de la Costa posee elementos naturales peculiares de la faja litoral del Parque Nacional Henri Pittier, además debido a su relativa inaccesibilidad se ha mantenido alejado en parte del “desarrollo” y toda la exterminación cultural y ambiental que este implica;No existen carreteras que conduzcan a Chuao, las dos únicas vías de acceso son: por mar desde Choroní, lo que implica un paseo en lancha de aproximadamente 20 minutos, o por el oeste o atravesando las montañas del Henri Pittier recorriendo viejos caminos que permanecen viables a pie y conducen a Guayabita, un suburbio de Turmero vía El Paraíso.

Paraíso fue en esta ocasión el destino de nuestro viaje, exploración por la escasa información que teníamos del sitio,apenas sabíamos por donde era el camino, sin embargo éramos consientes que el sector no estaba equipado y que la escalada iba a ser netamente al estilo clásico; motivados por las historias de un lugar de ensueño para un escalador, las experiencias de Ricardo Navas que llegaron por alguno que otro comentario y un articulo escrito por Cheo García en su blog, del cual me doy el atrevimiento de citar algunas líneas “Este sitio cuenta con una amplia historia de escalada, desde hace muchos años se escala por aquí, siendo después de los tepuyes uno de los mejores lugares para escalar en fisuras. A casi el nivel del mar las compactas paredes de origen granítico de unos 200 metros dibujan sendas líneas que atraviesan placas, techos y demás formaciones interesantes…” – “Por las Paredes de Río del Medio” – Cheo García. Tal cual, como lo expresa él, al ver por vez primera esta imponente pared se nos vienen a la mente imágenes de los paredones propios de los tepuyes, quizá por su parecido en cuanto a las formaciones que presenta o tal vez por su inminencia y aplastante tamaño “Para Ricardo y para mi era nuestra primera visita al lugar; mis ojos no dejaban de ver la pared y mi mente viajaba recorriendo cada tramo de la pared y con cada segundo que pasaba iban y venían imágenes de escalada en mi cabeza…” – “Por las Paredes de Río del Medio” – Cheo García.

Ciertamente la imaginación de los cuatro integrantes que componíamos el grupo, (Daniela López, Isabel Urbina, Raúl Navarro y Diego Cartaya del Team Mutante.com.ve) estaba inmersa en un torrente de emoción, la misma que nos dio las fuerzas para después de una larga y cansona caminata poder llegar al fin a los pies de la roca. Para todos era la primera vez que visitábamos el lugar, nuestra única brújula para lograr dar con el camino era Raúl, ya que él hace algunos años había pasado por la travesía Turmero – Chuao. No realizamos muchos ascensos, de hecho solo escalamos en una ruta durante los 3 días que estuvimos, las razones de esto fueron principalmente que Raúl quería probar bien la vía antes de debutar en su primera cadena en clásico, colocando los seguros; la vía no era de un nivel muy alto técnicamente, quizás rondara el 7a, sin embargo tenia un gran “run out” que ponía los nervios de punta, las chicas también probaron la vía segundándola y se dieron a la labor de buscar el potencial de bulder escondido del lugar, exploraron río arriba, pero no encontraron gran cosa, alguno que otro pegue, la interrogante acerca del potencial de bloque nos quedo abierta para la zona que se encuentra río abajo, que si bien se ve mas prometedora, el acceso no es tan simple y por ende no lo exploramos. Como todo viaje en algún momento tiene que terminar nos vamos cargados de motivación y grandes ideas para impulsar el desarrollo de la escalada, a nivel nacional, así como muchas ganas de volver y de transmitir nuestras impresiones e incentivar a la comunidad de escaladores a deslumbrarse con el gran potencial que tienen estas paredes. Finalmente hacemos un llamado a la conciencia ecológica, para que cuiden el lugar y éste permanezca lo menos alterado posible, no basta con que no dejen basura, recojan la que otros dejaron y ayuden a crear conciencia.

Autor Diego Cartaya
Fotos Isabel Urbina
Fuentes cheogarcia.blogspot.com

About the author:

Villan Alayón - Fundador

RELATED ARTICLES

LEAVE YOUR COMMENT

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Completa la cifra * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Publicidad

En Mutante